Detección de moneda falsa

Por: Javier Girard – Partner Connecting América Argentina. 

En la actualidad, se estima que hay en circulación, alrededor de 70 millones de billetes falsos (dólares) en el mundo.
La falsificación de billetes, es un delito que no tiene por objeto exclusivo a la moneda norteamericana, ya que todas las monedas pueden ser imitadas, sumado a que, en tiempos de crisis económicas, ese delito suele aumentar. La circulación de dinero falso conlleva una problemática a la que pocas entidades son ajenas, ya que el manejo de efectivo es prácticamente inevitable. Sin embargo, la perdida económica
provocada por la recepción de billetes falsos, es una variable que puede ser controlada a partir del conocimiento.

En la actualidad se calcula que hay en circulación 70 millones de dólares falsos

La capacitación de los Recursos Humanos abocados a la tarea de manejo de valores, basada en principios técnico científicos y que vaya más allá de la mera información destinadas al público en general, que brindan por las entidades bancarias sobre el tema, constituye una herramienta fundamental, para el control de esa variable.

Los billetes, en principio, son un paradigma del documento de seguridad. Ellos poseen una serie de características y elementos cada vez más complejos y de difícil reproducción. Estos elementos de seguridad y características específicas, percibidas a través de los sentidos, son las que nos permiten determinar la autenticidad o no, de los billetes. Para ellos es imprescindible tener un conocimiento cabal y pormenorizado de
cada medida.

Los mitos urbanos en la detección de moneda falsa nos llevan al fracaso.

Existen, por otro lado, todo tipo de mitos urbanos respecto a los billetes y a cómo lograr identificarlos, que nos llevaran indefectiblemente al fracaso, en ese sentido. Por ejemplo: se dice por ahí, que los billetes dólar están impresos sobre tela y no sobre papel. Nada más alejado de la realidad; o que si se frota un billete X contra un papel y este último queda manchado con el color del billete, estamos frente a un ejemplar genuino, ¿Quién nos asegura que algún billete falso no posea también esa característica? Recordemos que los ejemplares apócrifos provienen de diversas fuentes y que cada una de ellas llega a su cometido de diferentes maneras, usando distintos tipos de papeles, métodos de impresión, tipos y calidades de tintas, etc.

En conclusión: Solo con el conocimiento pormenorizado de los elementos de la moneda autentica: papel, impresión, medidas de seguridad y con un método de análisis, riguroso y no por ello, lento, se puede saber si estamos frente a un billete autentico o falso, ya sea dólar, euro, peso argentino o cualquier otra moneda.

 

Para descargar esta nota, hace clic aquí